¡Hola!

¡Hola!

Te presento mi nueva web, así como mi primera entrada en este blog, que confío que sea fluido y útil.

Como muchos sabréis, y muchos otros no, he estado algo parada y en un periodo de transición durante los últimos meses. Esto es algo que ocurre cuando la vida te para en seco, y te da un tiempo precisamente para eso, para parar.

Así que ahora, ya desde la calma y la serenidad, he decidido lanzar esta web, en la que básicamente explique a qué me dedico y qué puedo ofrecerte.

Existen muchos blogs con consejos estupendos, y en los que mentes muy creativas comparten miles de consejos y de opiniones. Así que me puse a pensar qué sabía hacer yo, en qué tengo experiencia, y qué se demanda.

Y he decidido ofrecer un apoyo, un acompañamiento a las familias que están, que viven un poco estresadas.

Yo era una de esas madres que quieren estar en todo: en el trabajo, con tu marido, con tus hijos, con tus amigos… y además estar perfecta, comer bien, hacer deporte y disfrutar de la vida. Y lo que me ocurrió fue que me metí en una rueda de estrés, de ansiedad, y en algunos momentos en depresión.

No podemos estar a todo. Yo llevaba a mis hijos al cole con mi ordenador portátil y con mi perra. No era necesario, pero cuando te metes en una rueda de estrés, ya todo lo que haces es estresante. Es como si fuera imposible tomar buenas decisiones. 

Obviamente el estado de nervios es continuado, y se convierte en un modo de vida. El matrimonio fracasa, y cada cual hace lo que puede por sobrevivir. 

Y afortunadamente yo comencé a meditar. Y mi vida cambió. 

Descubrí que sí, que es posible vivir en una ciudad grande, con el mismo trabajo, con los mismos hijos, con las mismas necesidades, pero con calma y serenidad.

Aceptando lo que llega. 

Así que he pensado que puedo aportar un granito de arena con mi experiencia,  y que quizás te sirva lo que escribo, o incluso quieras llamarme para que te ayude.

Un fuerte abrazo,

Patricia

Comentarios recientes

4 opiniones en “¡Hola!”

  1. Me encanta todo lo que dices, Pati!!. Me entusiasma!. Está cargado de humanidad,realidad,belleza,empatía y aún más, de ternura y comprensión.
    A mí tampoco me gustaron nunca las escuelas de padres y tb medito cada día en mi espacio. Y es reconfortante, enriquecedor.,es mi medicina diaria.
    Yo no me planteo si soy buena o mala madre, solo soy madre y ser madre es hacer las cosas como mejor sabes y por eso, nunca,pienso,se debe juzgar a una madre porque ser madre es algo intrinseco a una misma y es infinito como infinito lo que lleva aparejado que no es otra cosa q esa entrega y cada madre lo hace lo mejor q puede y lo mejor q sabe y nunca,nunca debe juzgarse, sino q por el contrario y desde la humildad ” reconocer” que en toda madre..en esa madre.. está una parte de ti.

  2. Me llena de tranquilidad saber que tengo cerca una persona que entiende de lleno a las mujeres. Madres, trabajo, la casa, tu marido y como no problemas económicos. Llevar bien todas esas caras de la vida, lleva muchas veces a una situación de extres. Lo dificil Patricia es saber cuando se tiene que decir “basta ya”. Ahora me toca cuidarme yo para poder ayudar a los demas.

  3. Gracias Isabel.
    Pues sí, es difícil saber cuándo hay que decir ¡basta!
    Y es importante decirlo, sin culpabilidad.
    Pero fíjate, cuando comprendes que cuidarte tú no implica abandonar a los tuyos, sino lo contrario, estar preparada para estar mejor con ellos, a veces no hace falta decir BASTA.
    Un beso enorme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable Patricia Díaz-Caneja
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en http://diazcaneja.com/index.php/aviso-legal/.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.