• mamá, y mis pantalones
    Estrés parental,  Padres

    Mamá, ¿y mis pantalones?; mamá, ¿y mi camiseta?

    Te levantas por la mañana, y lo oyes más de una vez: “mamá, ¿y mis pantalones?” A veces te hace gracia; otras te enfada… Y otras sonríes porque te gusta estar siempre ahí, te gusta que te necesiten, y sobre todo, te gusta que ellos te lo pidan. Te preguntas si en algún momento dejarán de pedirte, y sabes que entonces lo echarás de menos. Los hijos, siempre serán los hijos. Y siempre seremos sus madres. Es increíble, y no importa los años que tengan. Siempre te piden algo. Pero a veces esto se convierte en un problema, o como suelo pensar ahora, en una situación que deseo cambiar. ¿Y…

  • Estrés parental

    El problema de la perfección

    El problema de la perfección Ser padre es una de las tareas que más energía consume y que más responsabilidades exige. Además, nunca se termina. Una se cree que cuando los hijos acaben el colegio, se descansará. Pero no… a mayor edad, mayores problemas diría yo. Y todos deseamos hacerlo bien. De hecho, una de las cosas que más deseamos, la mayoría de nosotros, es que tras nuestra muerte nos recuerden como un buen padre o una buena abuela. Yo me visualizo a mi misma en el futuro siendo una abuelita divertida con la que mis nietos desean estar, haciendo “todas esas cosas que sus padres no les dejan hacer”.…

  • educación,  Estrés parental,  Mindfulness,  Padres

    Culpable no. Responsable sí

    Le he gritado a mi hijo y ahora me siento culpable.  Me ha entrado un ataque de nervios y le he soltado un bofetón a mi hija. Ahora me siento fatal.  ¡¡¡¡Noooooo!!!! ¿Pero qué ha pasado? Si lo tenía todo controlado. Estaba muy tranquila, y de pronto… me he metido en el bucle de la ira y ha sido todo un desastre. ¡¡¡¡Me siento fatal!!!!  ¿Qué madre o qué padre no se siente identificado al leer esto? Nos ha pasado a todos, y me temo que en algún momento nos seguirá ocurriendo. Hacemos o decimos cosas de las que luego nos arrepentimos, y sobre todo, nos sentimos culpables. Una vez…

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola